Nuestro enfoque: Psicoterapia Humanista Integrativa

La Psicoterapia Humanista Integrativa es una forma de terapia basada en una concepción humanista de la persona, consideramos que los seres humanos buscamos la autorrealización y disponemos de los recursos necesarios para llevarla a cabo; en ocasiones necesitamos a alguien que nos acompañe en ese camino, que nos ayude a encontrarnos para sentirnos plenos.

Nosotras centramos el trabajo en la Relación Terapéutica y en la resolución del conflicto en el nivel emocional. Para nosotras es de vital importancia trabajar el vínculo terapeuta-paciente, que la persona que acuda a nosotras se sienta respetada, protegida, y comprendida, sin juicios, en un entorno cuidado y acogedor, puesto que trabajamos con emociones es primordial que te sientas completamente libre y a gusto. En ocasiones es duro o complicado dar el paso de pedir ayuda, por eso nosotras te acogemos para acompañarte en la búsqueda de tu camino. En terapia siempre vamos a respetar tu ritmo, tú lo vas a marcar, te acompañaremos, aquí nunca vas a hacer nada que no quieras.

Integramos los 4 pilares básicos de la Psicoterapia Humanista Integrativa: el Análisis Transaccional (que aporta una gran parte de la base teórica), la Gestalt (que ofrece un estilo dinámico), la Biogenética (como principal representante de las Psicoterapias corporales, que incorporan el cuerpo en el proceso terapéutico) y la teoría del proceso del duelo (que facilita la integración del trabajo emocional).

A través del proceso terapéutico, lo que buscamos y pretendemos es acompañar y apoyar a aquellas personas que desean crecer y conocer qué hay detrás de esa insatisfacción presente en sus vidas. La psicoterapia es un proceso que lleva cuidado y atención para que conozcas qué hay de auténtico en tí, y que descubras las claves de tu “Guión de Vida”, una estrategia que elaboramos para sobrevivir aunque no lo hagamos de manera adaptativa. Nosotros te acompañaremos en tu camino en busca de tu YO más auténtico, queremos acompañarte a solucionar tus problemas de manera definitiva.

Nuestro código ético

En nuestro trabajo consideramos como primordial el respeto a la persona que nos solicita ayuda, la responsabilidad, la confidencialidad y la ética profesional. Nos adherimos al código ético del COP (Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid), de la EAP (Asociación Europea de Psicoterapia) y de la EATA (Asociación Europea de Análisis Transaccional).

En el Instituto Galene Rivas trabajamos con un enfoque Humanista Integrativo. Nuestra labor se basa en los siguientes conceptos:

Confianza: Para iniciar y resolver con éxito cualquier cambio personal es necesaria una relación de confianza, poniendo en la mano de nuestros clientes todo lo necesario para que esta confianza se establezca y crezca conforme avance su proceso de cambio.

Protección del cliente: Las personas que realizan su proceso con nosotros pueden contactar con su terapeuta en momentos de crisis. Esta accesibilidad en ocasiones resulta de vital importancia para asegurar la protección de la persona y del proceso que esté llevando a cabo.

Confidencialidad: Mantenemos una absoluta discreción tanto de las personas que utilizan nuestros servicios como de los datos que éstas nos facilitan. A esta información tendrá acceso exclusivamente el profesional encargado de cada caso y su supervisor, que están sometidos al secreto profesional.

Respeto: El centro de la relación profesional nosotras lo entendemos en el respeto hacia nuestro cliente o paciente así como a sus necesidades y demandas. Hacemos lo que esté en nuestra mano para cubrir las demandas y necesidades que nos manifieste, respetando y valorando la distancia que proponga.

Eficacia y Profesionalidad: Nuestra labor a lo largo de los años en el campo de la psicoterapia nos avala teniendo un alto porcentaje de éxito en el proceso de psicoterapia de nuestros clientes.

Calidez: Aportamos otra forma de entender el trato con el cliente, desde la concepción humanista de la persona. Cada ser humano es valioso por sí mismo, teniendo en cuenta sus necesidades y sus emociones.

Cercanía y Proximidad: Creamos una atmósfera segura de confianza y protección, gracias al diálogo abierto, sencillo y directo característico de nuestro modelo. Tanto en comunicaciones a distancia como en persona.

Flexibilidad: Huimos de la rigidez de comportamientos estereotipados. Buscando la flexibilidad como forma de ayudar mejor a nuestros pacientes a resolver sus problemas.